ACV – ¿Cómo actuar ante un ACV?

¿Cómo actuar frente a un ACV?

Proceder de manera veloz al momento de reconocer un ACV es fundamental debido a que, mientras más se incremente el tiempo de duración de los síntomas del accidente, mayor será el riesgo de daño cerebral.

Buscar atención médica

Es el primer paso y uno de los más importantes ante la aparición de signos compatibles con los de un accidente cerebrovascular. Es necesario que esta sea una de las primeras medidas que tomes, tanto en un caso personal como de terceros.

Comunicar que se trata de síntomas de un posible ACV

Al momento de iniciar el primer contacto telefónico con el personal de salud, es necesario que indiques que creés estar sufriendo o que estás en presencia de un paciente que está sufriendo un accidente cerebrovascular. De este modo los médicos van a actuar con mayor precisión y urgencia.

Movimientos

En algunos casos, los accidentes cerebro vasculares suelen presentar síntomas que afectan el normal funcionamiento y coordinación del cuerpo. Si está ante una persona que se encuentra sufriendo un ACV, es necesario que le pida que realice una serie de maniobras faciales y corporales para reconocer el cuadro de salud que atraviesa. Por ejemplo: pedirle que sonría, que diga una frase o que levante ambos miembros superiores.

Accidente cerebrovascular isquémico

El paciente que sufre un accidente cerebrovascular isquémico puede ser tratado a partir de un medicamento que disuelve los coágulos que se encuentran obstruyendo el flujo de sangre hacia el cerebro. De esa forma, se restablece el flujo sanguíneo al área afectada. Siempre es primordial actuar con velocidad ante la aparición de síntomas. 

Accidente cerebrovascular hemorrágico

El ACV hemorrágico se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo del cerebro. Puede afectar tanto a las arterias grandes como a pequeños vasos sanguíneos en las profundidades del cerebro. Este tipo de accidente se da con menos frecuencia que los isquémicos y, generalmente, no causan daños permanentes.

Es el primer paso y uno de los más importantes ante la aparición de signos compatibles con los de un accidente cerebrovascular. Es necesario que esta sea una de las primeras medidas que tomes, tanto en un caso personal como de terceros.

Al momento de iniciar el primer contacto telefónico con el personal de salud, es necesario que indiques que creés estar sufriendo un accidente cerebrovascular. De este modo los médicos van a actuar con mayor precisión.

En algunos casos, los accidentes cerebro vasculares suelen presentar síntomas que afectan el normal funcionamiento y coordinación del cuerpo. Si está ante una persona que se encuentra sufriendo un ACV, es necesario que le pida que realice una serie de movimientos faciales y corporales para reconocer el cuadro de salud que atraviesa.

El paciente que sufre un accidente cerebrovascular isquémico puede ser tratado a partir de un medicamento que disuelve los coágulos que se encuentran obstruyendo el flujo de sangre hacia el cerebro. De esa forma, se restablece el flujo sanguíneo al área afectada. Siempre es primordial actuar con velocidad ante la aparición de síntomas. 

El ACV hemorrágico se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo del cerebro. Puede afectar tanto a las arterias grandes como a pequeños vasos sanguíneos en las profundidades del cerebro. Este tipo de accidente se da con menos frecuencia que los isquémicos y, generalmente, no causan daños permanentes.